Atención Temprana y Psicoterapia

Se entiende por Atención Temprana el conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar. (Libro Blanco de la Atención Temprana).


La intervención comienza desde el momento del nacimiento del niño y se aplica, no solo a niños nacidos con trastornos en el desarrollo, sino también a aquellos que constituyen “grupos de riesgo”. La atención Temprana tiene tanto un carácter terapéutico como preventivo.


Por otro lado, es fundamental la implicación de los padres en el proceso de intervención, su papel no ha de limitarse a recibir asesoramiento e información del desarrollo de su hijo, sino que son parte fundamental de la terapia en sí misma para que ésta cumpla sus objetivos.